La fabricación de cubipods empleando encofrados verticales es muy sencilla y tiene un alto rendimiento de fabricación (entre 1 a 3 puestas/día). Este tipo de encofrado permite trabajar con líneas de producción más compactas, optimizando espacio, con un menor número de moldes y sin la necesidad de realizar las grandes losas de nivelación necesarias para los encofrados de apertura lateral, lo que minimiza los costes y simplifica los procesos.

Para la fabricación, únicamente debe contarse con un carril elevado de hormigonado por el que pasan los camiones hormigoneras vertiendo directamente el hormigón en los moldes colocados a ambos lados del mismo. Tras el vibrado y tiempo de fraguado pertinente se procede al desmoldado, para lo que se utilizan unas pinzas de desencofrado que izan el molde superior y cuya manipulación es muy sencilla y segura.

Respecto a la calidad del hormigón, al ser Cubipod una pieza masiva, requiere una menor calidad del hormigón empleado en su fabricación que las piezas slender y bulky, por lo que se pueden emplear hormigones de menor resistencia.

Si se compara su fabricación con la de las piezas bulky (1 pieza/día/molde), éste requiere menos de la mitad de moldes y un área de producción mucho menor.