La colocación en obra de piezas de hormigón en masa suele ser el proceso crítico de la construcción de los grandes diques en talud. Por un lado, los movimientos, tamaño de las piezas, traslado y colocación exigen unas medidas de seguridad estrictas. Las pinzas de presión facilitan su cumplimiento. Por otro lado, una buena parte de la construcción se realiza bajo el agua, sin visibilidad y con una cierta acción del oleaje y el viento sobre la pieza colgada y la grúa que la sostiene.

Cubipod se coloca de forma totalmente aleatoria, por lo que cada pieza no tiene que tener una orientación relativa con respecto a las piezas de su alrededor, hecho que simplifica en gran medida su colocación. Esto no ocurre en otras piezas tipo bulky.

La colocación de Cubipod se realiza de forma sencilla, únicamente con pinzas de presión y un sistema de posicionamiento GPS en la pluma de grúa, indicando al operador de la misma en qué lugar debe colocar cada pieza según una malla de colocación diseñada previamente. Por lo general se obtienen unos rendimientos de colocación: 8-12 cubipods/hora. No es necesario el empleo de buzos ni de mano de obra especializada como en las piezas tipo bulky.